ISRAEL, elecciones 2019 (nota A)

La nota de Diario Judío (1) me lleva a pensar que en realidad falta la encuesta madre que debe efectuarse: ¿Quién es el encuestador más confiable?  Supongo que debe haber estadísticas al respecto, pero realmente no deseo hablar sobre los encuestadores sino manifestar mi opinión y esta solo tiene valor hoy, antes de las elecciones. Después de las elecciones su valor se reduce como el valor de la nieve del año pasado.

Seguramente ganará Netanyahu porque desde hace mas de 40 años gana el que yo no quiero y el que menos quiero que gane es precisamente el actual primer ministro y eso se manifiesta en decenas de notas, entre ellas (2) ya que para mí fue el peor gobierno que tuvo Israel y eso ya escribí en el año 2011.

Recordemos que las personas votan por las promesas de los políticos y todos saben que las promesas no están para que se cumplan. En segundo lugar, tenemos el carisma y la oratoria del político y desde esa perspectiva, reconocido por todos, Netanyahu se destaca y eso le garantiza muchos votos. En tercer lugar, está la línea ideológica y Netanyahu tiene una clara ideología de derecha que hoy en día caracteriza al pueblo judío en general, no solo al israelí. Para mí, esos tres elementos son suficientes para otorgarle la conducción. Es verdad que no siendo elecciones personales sino partidarias se complica el panorama y es allí donde se juegan las especulaciones quien arma gobierno.

Y esas son realmente especulaciones porque la supuesta división grupo de la derecha y grupo de centro izquierda no es una división claramente ideológica y yo tiendo a pensar que el peso de la coalición pasa por los puntos económicos de los acuerdos.

Dos grupos que la diferencia no pasa por izquierda y derecha son los religiosos y los árabes, estos supuestamente están en el grupo de centro izquierda, pero no están en la izquierda por ideología sino por oposición a la derecha que es abiertamente racista y se opone sistemáticamente a los acuerdos de paz. De todas maneras, los árabes no serán, por el momento, miembros de ninguna coalición de gobierno y esto no proviene del tema económico. Aquellos, los religiosos, no les preocupa en especial el país y al fin y al cabo se van con el candidato que mas les prometa en dinero y otras prebendas a su población en los marcos de los acuerdos que los unan en el gobierno. Los religiosos estuvieron en el gobierno de Rabin que firmó los acuerdos de Oslo (paz con los palestinos) y por supuesto en la mayoría de los gobiernos de Netanyahu, pero también quedaron afuera cuando Lapid que ahora esta en el partido opositor se convirtió en ministro de Netanyahu.

Estos dos grupos son aproximadamente 25 miembros del parlamento que ni siquiera son elegidos en procesos democráticos dentro de sus partidos (20% del parlamento más o menos).

Hilando mas fino me permito decir que no sabemos (o yo no sé) hasta donde Lapid, de la lista de Gantz se opondrá a una coalición con los religiosos. Si le prometen lo suficiente pueden comprarlos y entonces el grupo, actualmente, mayoritario de la derecha queda en minoría.

El analista Daniel Kupervaser (3) estima y tiendo a aceptar que es una opción posible y tentadora que Netanyahu y Gantz irán a una coalición mayoritaria para reducir el precio que pueden demandar los partidos pequeños, entre ellos los religiosos. Creo que las investigaciones sobre la corrupción de Netanyahu están demasiado adelantadas como para que un candidato nuevo en la política, supuestamente limpio, que se propuso sacar a Netanyahu por su pésima gestión venga a asociarse con él.  Eso creo yo afectaría mucho su imagen y precisamente tengo la impresión que muchos de la derecha y por supuesto no sé cuántos votarían por Gantz precisamente por la acusación de corrupto que pesa sobre el actual primer ministro (4).

En algunas notas mencioné la corrupción de Netanyahu (5) y como siempre lo critico en un caso intenté escribir positivo (6) y de ahí copio para finalizar:

Netanyahu tiene un gran mérito, es considerado MR. SEGURIDAD por el pueblo de Israel y aparentemente por medios de comunicación masiva. Y eso que no fue comandante en jefe del ejército y como primer ministro no ganó ninguna guerra. Los atentados y hay bastantes no se adjudican a la política de su gobierno sino al fanatismo musulmán.

Otro gran mérito de mi coetáneo es que la excelente situación económica de Israel se le adjudica a él, tanto como ministro de economía en algún periodo y tanto como primer ministro. Los pobres en Israel que no son pocos casi no son mencionados y las dificultades se adjudican a la eterna guerra con los enemigos que acosan a Israel. Seguramente cuenta con una excelente maquina denominada propaganda. Si mañana hubiese elecciones, el vuelve a ganar.

Es un eterno luchador por la paz, el desea la paz con los palestinos. Eso lo dijo muchas veces y claro, cuidando la seguridad de Israel. Aparentemente los múltiples asentamientos en Cisjordania vienen a garantizar ambas cosas, pues en muchas oportunidades he leído e incluso comentado que sostiene o sostienen que los asentamientos no son un factor que impida la paz y que los colonos y los palestinos conviven en paz y armonía.

julio may 7 abril 2019

Anuncios

Acerca de yossimay1949

uno mas que quiere dejar sellos
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s