LAS MUJERES DE MI VIDA (Parte 7.0-10.0) resumen 3

sofia loren
Sofia Loren

LAS MUJERES DE MI VIDA (Parte 7.0-10.0) resumen 3

MUJERES DE MI VIDA (parte 7.0)

Seguramente la persona mas cercana, entre las definitivamente ausentes, es mi hermana mayor, Juana. Desde que yo recuerdo siempre estuvo cerca mio, aun cuando la distancia geográfica haya sido suficiente para alejar a mas de una persona.
Su presencia en el pueblo , en la colonia, fue siempre muy significativa y tenía mucha, muchísima influencia.También sobre mi padre, influencia que favoreció en varios aspectos mi buen pasar durante mi infancia. Gracias a su apoyo logré hacer cosas, pude desarrollarme con cierta apertura, librarme de mas de una paliza. Aprender a bailar fue muy fácil para mi, pues cuando ella y mi otra hermana eran señoritas, practicaban conmigo los sábados a la tarde para los bailes del club, a la noche.
A un pueblo pequeño como la Colonia no llegaban muchos libros, entonces Juana se inscribió en el “Círculo de lectores” o “Círculo literario” ya no recuerdo el nombre, por el cual se recibía un libro mensual. Esa fue mi primera fuente de lectura sistemática y creo que uno de los primeros libros fue La Ciudadela de Cronin, aunque el detalle no es importante. Juana solo terminó la escuela primaria, había adquirido por medio de la lectura mucho conocimiento, una amplia cultura y creo, en especial, la caracterizaba su carácter sociable abierto a toda persona, con especial atención a los necesitados.
Nos escribíamos, pues la mayor parte de mi vida viví lejos, por su intermedio llegué incluso a conocer mejor a mis propios padres. Cuando me atreví a hacer preguntas, no tenía otra persona que me las respondiera. AH! Tampoco ella tenía respuesta a todas las preguntas, porque no sabía o la sabiduría de la mente hizo lo suyo, borró lo innecesario o dañino.
No se hasta cuanto le molestaba ser gorda, en un mundo que lo flaco se consideraba lindo o elegante. De todas maneras, ella no manifestaba tener ningún complejo sobre el tema. No recuerdo haber hablado de eso con ella. Me había confesado en nuestras conversaciones que muchas medidas que tomó en la educación de los hijos (varones) eran consecuencia directa y contraria a la educación de mi padre hacia conmigo. Parte de estas medidas surgían de erróneas opiniones, o hechos irreales que mi padre tenía o creía saber de mí.
Cuando estubo enferma, todas las semanas hablábamos por teléfono, aun no eran tan fácil como hoy en día que se puede hablar horas, gratis. Cuando sentí que la enfermedad la vencía, viajé a visitarla. Falleció un día antes del día que yo tenía que regresar.Creo que ella quería que estuviera en su entierro o que yo la entierre.

LAS MUJERES DE MI VIDA (parte 8.0)

Cuando pienso en los hombres que me ayudaron en la vida, siempre hay mujeres detras del cuento y es por eso que el proyecto, son las mujeres de mi vida. Aquella mujer que le pegó 4 balazos a un señor que yo queria, valoraba y admiraba mucho, tuvo fundamental influencia en mi vida.
Otro amigo le contó a mi padre un cuento sobre una mujer inexistente para que pague unos gastos especiales que tuve. Los gastos mismos, tambien tuvieron que ver con mujeres: pagué un tratamiento para mejorar la apariencia de mis dientes y la dentista misma fue por supuesto una mujer.
Tengo pocos mensajes de hombres y no tuve que hacer por ahora sorteo,sencillamente traigo los dos primeros que he recibido, por suerte uno corto y uno largo.

MANUEL

Esa tal Silvya no quiere tu amistad.-Quiere guerra!!!
Me gustaria ayudarte pero hace tanto tiempo que no charlamos.-La verdad que tu idea es original y muy valiente.-
Un abrazo a la distancia.-Manuel

Querido Manuel
Verdad que hace años no charlamos y ya cada uno embarcado en su vida y lejos (físicamente).
Te puse en mi lista despues que te ubiqué en el facebook y me alegro que me leas.
Me encantaría me ayudes en este proyecto, espero ahora un texto largo.
Se que tenes mucho para brindarme y no eres el único.

Un abrazo, esperando tu próximo envío
Yossi

ANTONIO

Saludos Yossi .
Esta idea surgida de sus neuronas intranquilas me ha incitado a responderte..
Leí las opiniones que mandan “tus mujeres”. Grato es saber lo que representas para ellas, imagino que vos has quedado impresionado.
Estoy perezoso para escribir en los últimos tiempos, sin embargo, te repito, este tema de las mujeres de tu vida me impulsa escribir y tratar de que salgan a la luz mis recuerdos.
Realmente solo mencionas a las mujeres, sin embargo, quise incluirme en este coloquio .
Soy Antonio Galindo, alguien que contactó con vos a través de los foros . Te recuerdo que soy biólogo, tengo 53 años y trabajo como docente en la universidad.
Hemos estado intercambiando impresiones de diversos temas durante un buen tiempo hasta que estuviste de visita en mi país . Disfrutamos de un encuentro real que fue muy bueno , compartimos con otras personas que para mi eran conocidas también a través de lo virtual y que se dieron cita en mi casa. Cuatro hermosas personas entre esas vos .
Pienso que es bueno mirar a los ojos y sentir la fragancia de las personas, diferenciar las letras que se leen a las que se escuchan , al final encontré la calidez que esperaba.
Me fue difícil resistir el fluir de mis pensamientos esta vez y por eso te escribo.
Gracias por permitirme esta oportunidad y que otros caballeros se animen también a dar sus impresiones .
Ha sido una genial idea, lástima no se me ocurriera primero, no puedo robarte la primogenitura
Un fraternal abrazo
Antonio

Querido Antonio
Muy importante para mi este texto, pues no lo esperaba de ti, hace tiempo no veo textos tuyos y pensaba que estabas muy metido en las células de tus investigaciones profesionales. Recuerdo nuestro encuentro como muy cálido e interesante y desde mi perspectiva, es otro de los muchos encuentros que tuve a la fecha y tendré en el futuro con los amigos, falsamente denominados, virtuales.
Espero sigas colaborando en este proyecto de largo alcance.
Un abrazo, Yossi

No se si son mis neuronas inquietas, tampoco me siento tan valiente. Antonio habla de 4 hermosas personas, yo diria 4 personas, entre ellas una especialmente hermosa, escritora y el no le sacó los ojos de encima. Ella misma me mandó un poema, aun no salió en el sorteo.
Los temas deben llegar a mi correo privado a los efectos de ser incorporados al proyecto.

LAS MUJERES DE MI VIDA (parte 9.0)

Charles John Huffam Dickens (Portsmouth, Inglaterra, 7 de febrero de 1812 – Gadshill Place, Inglaterra, 9 de junio de 1870
Elementos autobiográficos [editar]
Todos los autores incorporan elementos biográficos en sus ficciones, pero con Dickens esto es muy notable, incluso cuando temía ocultar lo que él consideraba su vergonzoso, humilde pasado.
David Copperfield es una de las más claras autobiografías, pero las escenas de la Casa desolada de interminables casos de la corte y argumentos legales pudieron venir sólo de un periodista que tuvo que reportarlos. La propia familia de Dickens fue enviada a la prisión por pobreza, un tema común en muchos de sus libros, y la detallada descripción de la vida en la prisión de Marshalea en La pequeña Dorrit es debida a las propias experiencias de Dickens en aquella institución.
No soy Charles Dickens, pero quien no lo conoce, quien no leyó algún libro de él e incluso, a quien no se le escapó una lágrima ante sus textos. Salvando las distancias, Aracataca y Avigdor tienen el común denominador de ser localidades pequeñas, relativamente, la primera tiene como 60 mil habitantes y la segunda 600.
Si, me encuentro ante una valla difícil de superar cuando quiero escribir sobre las mujeres de mi vida, mis primeras mujeres, las mujeres de Avigdor. Mujeres??? Esas eran mi madre, mi abuela, mi tía, las vecinas, en cambio me refiero a niñas, señoritas, las hoy señoras a las que jamás, en la mayoría de los casos, me he atrevido a decir que eran bellas, que las amaba y me moría de ganas de hacer el “amor” con ellas.
No puedo traer algún recuerdo, alguna anécdota cambiando el nombre, diciendo que era rubia, pues rubia había una sola y si había dos, una de ellas tenia 10 años mas o menos que la otra. Y decir que era morocha no tiene sentido, pues rápidamente se puede decir, está hablando de Celia, pero en realidad el cuento se relaciona a Beatriz. Hace unos días hablé con Perla, tiene hoy 58 años de edad y abandonó Avigdor cuando tenía 8, me acuerdo de ella perfectamente, pues solía jugar con ella, seguramente es la segunda mujer que me recuerdo. Ella no se acuerda de mi!!! Se acuerda del panadero, pero el panadero era mi padre, entre los vivos nadie se puede recordar del panadero anterior que fue asesinado en su cama. Entonces, tampoco puedo traer cuentos sobre el panadero, el carnicero, el administrador, el contador, etc, pues solo había uno.
Si, de abogado puedo traer un cuento, pues no había ninguno. Si, podría hablar del gerente diciendo abogado, pero entonces ya no seria tan verídica mi historia.

REGINA

Hola,si hace un rato me enteré de lo sucedido con tu tía, la verdad que es algo increíble la decisión que tomó. No estuve con nadie principalmente de tu familia, me quiero imaginar que debería tener una gran depresión, no queda mas que decirte que te acompaño en tu dolor, aunque sea a la distancia.
Cambiando este tema, volviendo a lo que comenzaste a escribir, yo en lo personal no te puedo decir mucho ya que terminaste aquí en Avigdor tu primaria y continuaste con la secundaria, por lo tanto te fuiste,en épocas de vacaciones venías, te acuerdas? Venian a casa, la amistad mas bien era con mi hermano ya que vos me llevás 7 años, por lo tanto yo era chica, si mal no recuerdo, no se si entre ellos no estabas incluído y me refiero a Tito, Alfonso, Rosario, yo, íbamos a lo Ketzel a buscar quinotos. Esos recuerdos son de la infancia, luego nos vimos cuando viniste con tu novia que hoy es tu esposa ¿puede ser o estoy equivocada?,y después de varios años, venías a visitar a tu familia y digamos, que se reinició una buena amistad, venías a mi casa, hasta que sucedió lo que menos nos esperamos, y bueno, ya no viniste mas. Como la tecnología avanza, estamos en contacto, si en algo estoy equivocada me gustaría que me digas; por hoy te dejo, te deseo lo mejor, besos.

Querida Regina

Antes que nada, con absoluta sinceridad y emoción, te agradezco este texto que permite enmarcar mi infancia y mi juventud en la Colonia, trayendo recuerdos de tu infancia que enfatizan la tranquilidad de nuestro pasar.
Mi tía falleció al comienzo de esta serie y tendrá su lugar en mi historia, viva o muerta. Si bien comienzo el texto manifestando cuan difícil me es traer cuentos de mi infancia, cuentos hermosos, pero aun así, solo el 50% me pertenece y no puedo, sin autorización publicarlos. Ojalá llegue a manos de otras “mujeres” y alguna mas me escriba.
Si tendría que elegir una mujer de Avigdor, tendrías que ser tu. Seguramente no sabes o no recuerdas que tu tío Pepe, gran amigo de mis padres, decidió que cuando crezcas yo seré tu marido, siempre lo decía, siempre insistía en todo marco y en todo momento. Cuando me fuí a estudiar la secundaria, a los 13 años de edad, yo me fuí convencido que tengo una novia en Avigdor y siempre estaremos en la duda si iba a visitar a tu hermano o visitarte a ti. Ya grandes, tal como escribes, en mis viajes a Avigdor no he dejado de ir a saludarte.

Esperando recibir mas noticias tuyas

LAS MUJERES DE MI VIDA (parte 10)

Un poema que entró en uno de los foros, acelera alumbrar una de las facetas de mi vida.
Una faceta importante, viva, sana, entretenida, seguramente muy normal y ampliamente difundida.
El poema me libera de toda necesidad de escribir sobre mi, no descubro nada nuevo, no hago peligrar
a nadie, no asumo responsabilidad por el 50% de la historia, que no me corresponde.
20 de marzo de 2010 05:26, Jucema escribió:
No hablemos de amor ahora,
porque no tiene sentido,
tu tienes a tu marido,
y yo tengo a mi señora.
Vivamos nuestro momento,
derrochando sensaciones,
dejemos las emociones,
porque serán un tormento.
La culpa es porque gozamos,
sin haber jugado limpio,
puede ser un mal principio,
pero los dos disfrutamos.
De tu sexo he disfrutado,
pues tu cuerpo me sedujo,
tu, te entregaste a mi influjo,
y siento que lo has gozado.
Acá, no hay ninguna ciencia,
disfrutemos de esta noche,
mañana vendrá el reproche,
de nuestra propia conciencia.
Si no volvemos a vernos,
sobre la piel llevaremos,
toda la miel que logremos,
o las culpas de ofrecernos.
Gracias tocayo!!!

MAGDALENA
Hola Julio como estas!!! con respecto a las mujeres de tu vida…..
que pensas hacer????
Por favor….discreción ante todo…sin lugares ni nombres….
Querida Magdalena
Igual que hasta ahora, la discreción está en primer lugar. La importancia que tienes en mi vida será imborrable.No agregaré nada, te invito a que cuentes tu vida, nuestra vida, nuestro encuentro y estaré muy contento de poder incorporar a mi proyecto, que es mío y de todos aquellos que me acompañan en esta vida, no solo aquellos que participan en el texto, un beso, Yossi

RODRIGO
MISMA MIRADA DESDE EL LADO DE LAS NEGRAS Y LAS BLANCAS
Yossi, participamos de mismos foros. Has empezado un bombardeo con el cuento de “las mujeres de mi vida”. Con tal tema he pensado en las mías. No he sido el perfecto conquistador, de hecho con la edad que tengo, solterón empedernido, ya no meteré ganas a un matrimonio. Sin embargo puedo decir que recuerdo con agrado las veces que ligué con alguna mujer. Siempre estuvo presente el placer con toda su generosidad y cómo no decirlo, la abundante de ellas. Muchas situaciones y circunstancias de los encuentros… algunos de paso, otras lograron quedarse algún tiempo a mi lado. Fui feliz y creo que ellas también. Hoy cuando han pasado los anos voy recorriendo algunas páginas de la memoria, pero repito, estos posts tuyos han traído entre otros, el folio de mi primera vez… cuando tenía bien “duros” mis diez y siete años.
La situación fue la siguiente.
Enseguida de nuestra casa en la ciudad de…, vivían una joven señora, muy bella a mis ojos, y creo, que a los ojos de muchos también, quizás de unos 24 anos, si mal no recuerdo. Casada con un hombre rudo, poco cariñoso. Un día cualquiera vino este señor a nuestra casa a perdir por favor estuviésemos al cuidado de su esposa y de los niños pues debía salir de emergencia hacia alguno de sus predios y ese viaje duraría al menos una semana. Mis padres se pusieron a sus órdenes, lo tranquilizaron diciéndole que estarían muy pendientes de su familia. Mi madre siempre se ocupaba de acompañarla a ratos durante el día y en la noche enviaba a mi hermana de quince anos para que se quedara a dormir con ellos. Así habían pasado cuatro días cuando mi hermana cayó enferma de una aguda amigdalitis que la mandó a la cama. Ese día fui yo el que acompañara a los vecinos. Todo estuvo perfecto, dormí como un angelito y ellos también. En la mañana la señora muy agradecida tenia puesta la mesa para el desayuno. Fui su invitado especial. Volví en la noche a reemplazar a mi hermana que seguía en cama. Cuando llegue la señora vestía su batola de dormir. Miré mejor. Qué hermosa la vi en la tenue transparencia de su túnica… creí ver también que cuando mis ojos recorrieron su imagen se empinaron de forma súbita sus pezones que alzaron la suave tela marcando dos puntos agudos y muy bien definidos y, creo que hasta noté como la señora respiraba agitada. También observé el discreto escote que me mostró el nacimiento de nácar de la junta de sus senos. Nos dimos las buenas noches y pasé de largo hacia la habitación que estaba ocupando. Me dormí después de darle vueltas a la imagen de esta escultura que se estilizaba en mi mente en la medida que la repasaba y, sobre todo, de “darle al uno con los cinco” en una ansiedad que aumentaba entre más se definían los contornos de la Venus que dormía (?) a unos cuantos pasos de mi habitación. Estuve tentado a levantarme e ingresar en su alcoba pero pudo más el respeto que tenia a mis padres que la inflamacion que no bajaba y me tenia a punto de caramelo… En esta situación transcurrió la semana y el marido no llegaba. Ya estaba decidido. Esa noche ingresaría a ese cuarto, me dije. A estas alturas la señora había ablandado su mirada y, hasta creo que ella en alguna ocasión, llego hasta la puerta de mi cuarto. Si, de esa noche no pasaba el abordaje. Eran posiblemente las doce y media de la noche, hacia algo de calor. Afuera, el canto de los grillos y el susurro de la hojarasca desde el solar de la casa me llegaban magnificados. De pronto, entre estos sonidos escuché unos tenues pasos. Agucé el oído y mi naturaleza también. Vi como se abría lentamente la puerta y asomaba la imagen divina de Venus esperada, la que, una vez adentro dejo deslizar su camisa de dormir para dejar ante mis ojos una geografía que había intuido todos esos días anteriores… Esa noche fue mía. Sin embargo con el tiempo… me di cuenta que era ella la que me había hecho suyo porque fue quien dirigió la situación.
Yossi, pensarás, y dónde queda el marido? Pues ese confiado cabrón estuvo por un mes fuera de su casa haciendo las consabidas llamadas para saber como estaba su familia. Mi hermanita sanó pero como estaba recién recibiendo la visita de un chico que la cortejaba casi nunca quería ir a dormir donde la vecina y negociaba conmigo la reemplazara. Ni corto ni perezoso lo hacia pero siempre insinuando que me sacrificaba. De esta forma y resumiendo, creo que mi primera vez fue gloriosa y de tiempo relajado, no traumática. Ambos jóvenes y hambrientos. Poco halábamos, solo actuábamos sin comprometernos. Así fue mi largo, delicioso y prolongado estreno. Nos cambiamos de ciudad y ya nunca jamás supe de estos vecinos, sin embargo ella quedó por siempre en mi memoria, Atte Rodrigo.

Querido Rodrigo
Jamás podré agradecerte el relato de tu primera vez. Hasta a mi me da ganas de decir, dejate de joder, es todo una hermosa fantasía que todos, pero todos tenemos, aun antes que ocurra en la práctica, pues quien no se enamora de la primera maestra, que siempre tiene esa característica, es unos pocos años mayor que nosotros. No puedo decir pues, también a mi, si bien no la primera vez y con algunos cambios de escenario, me pasó algo muy parecido, no un mes, todo un año. Lamentablemente, no volví a saber de Laura, aun suelo escuchar su voz en mis sueños. Un abrazo, Yossi
Normas sociales profundamente arraigadas que no es muy claro quien las impuso y a que intereses responden,
nos obligan a llevar parte importante de nuestras vidas en secreto. Me gustaría que varias de las mujeres importantes de mi vida enviasen su relato, su experiencia y su sueño y también sus maridos.

Anuncios

Acerca de yossimay1949

uno mas que quiere dejar sellos
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LAS MUJERES DE MI VIDA (Parte 7.0-10.0) resumen 3

  1. Pingback: LAS MUJERES DE MI VIDA (parte 11-13) resumen 4 | AVIGDOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s