AUSENCIA fin de julio 2011

Tantos temas para manifestar aqui: las viviendas, los precios de los productos, los niños nacidos aqui y expulsado, la guerra, los asentamientos, no tengo lugar en esta leyenda, aparte a quien le interesa?

El 21 de abril escribi ausencia porque estaba paseando en Portugal, ahora escribo ausencia porque no estoy paseando, sino que me estoy cocinando en el calor local, este caliente verano israeli. Caliente no solo por el clima sino por el descontento popular. Anoche manifestaciones en todo el pais y se estima que la mas grande en Tel Aviv tuvo cerca de 150 mil. Me alegro mucho de la actual situacion de critica y espero dure y obtenga cambios.

Llego al trabajo y en la cocina mientras me hago el cafe escucho a la gente discutiendo, entre ellos a mi jefe, religioso por las dudas, diciendo que la manifestacion es politica, aunque todos los desmienten y eso la convierte en “interesados” que quieren hacer caer al gobierno.

Claro que es una manifestacion politica el descontento popular si la situacion es asi por deciones politicas de un gobierno de derecha que privatizo todo beneficiando todo el tiempo a los ricos. Dicen no es justo acusar a este gobierno, como si Netanyahu y su ideologia no fuese primer ministro en 1996 y luego no fuese ministro de economia. Si, este gobierno es el responsable directo, no es casual que por ahi yo mismo haya escrito el peor gobierno que haya tenido el pueblo de Israel en sus 63 años de existencia.

Como el dueño de la empresa es de los tipos que se enriquecieron gracias a las “privatizaciones”, mi propio jefe es parte de esa fina clase que crecen alrededor de los millonarios (si el no fuera un hijo de puta, yo seria parte de esa delgada capa, lo soy en cuanto a trabajo no en cuanto al ingreso, aunque de pronto mi sueldo ya le resulta demasiado a mi jefe al que he definido hace muchos años que tienen la inteligencia de la profundidad de una sarten y no he cambiado mi opinion, pues en la practica sirve de tapon, para que el personal quede tranquilo o se vaya sino le gusta).

Como tampoco tengo casa propia, cuando me divorcie tuve que vender la casa y cancelar la hipoteca entonces tambien puedo describir exactamente que hacen las hipotecas del mercado libre a los trabajadores. Jovenes que no tengan apoyo del gobierno en la compra de la casa con construccion oficial o hipotecas subsidiadas seran por toda la vida esclavos, nadando con la nariz fuera del agua. La alternativa es convertirse en mafioso, robar, drogas, etc.

Estos elementos y algunos mas viendo lo que pasa en Siria, en Egipto, en España, en Noruega, en America Latina, EEUU, etc me han alejado de mi objetivo: intentar ser un observador objetivo y critico de la realidad. Temo que si no tomo un descanso me convertire en un comentarista subjetivo: solo contar las cosas que me afectan personalmente

Si en Cuba la gente manifestaria por bienestar serian anticubanos?, seria una manifestacion politica? seria una manifestacion antigubernamental?  De todas maneras los intentos de detener a los lideres y prohibirles llegar a las manifestaciones fue cancelada por contra orden judicial. Si, seguramente los jueces juzgan de acuerdo a su propia ideologia o quien los nombro (Esto ultimo no en Cuba, sino aqui en Israel)

31-07-2011

 

Anuncios

Acerca de yossimay1949

uno mas que quiere dejar sellos
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a AUSENCIA fin de julio 2011

  1. julio may dijo:

    Bibi: 150.000 razones para irse por Daniel Najnsztejn
    Israel 2011 comienza a despertarse de su prolongado letargo. Al igual que Argentina de hace una década resuenan en las calles del país “que se vayan todos”, pero no como un simple cambio de figuritas, sino como un real y absoluto cambio de un sistema económico que ha demostrado su absoluto fracaso. Un país como Israel con índice a nivel macroeconómico positivos pero cuyos frutos los saborean sólo unos pocos en detrimento de la mayoría. Ayer sábado salieron a las calles 150.000 personas a gritar BASTA. Basta a la estafa, a la mentira, al engaño, a la corrupción. Educación, salud y vivienda, tres pilares básicos en los cuales debe asentarse una sociedad y que se han ido tornando inaccesibles. Los indignados no son solamente los médicos, los estudiantes o los trabajadores sociales. Los indignados somos todos (o casi, por supuesto que los que se enriquecen gracias al sistema no lo son). Poco a poco van sumándose a este renacer israelí todos los estamentos sociales. Por supuesto que algunos son oportunistas, pero con el tiempo podremos separar la paja del trigo. Por el momento es tiempo de acentuar las protestas, y de ir generando un auténtico espacio de poder con propuestas claras que lleven al final de esta nefasta y oscura noche neoliberal.
    Vendrán promesas de parte de este gobierno integrado por personajes corruptos como Liberman, quien en un acto de marcado desprecio expresó que ésta era la rebelión de los ricos. O personajes nefastos como el encargado del Ministerio de Salud que se preocupa si en las salas de radiología hay suficiente separación entre hombres y mujeres. O personajes místicos como el Ministro de Justicia que desearía implementar la Ley de la Torá. O personajes a esta altura inimputables como el Ministro de lnterior (perteneciente al ultraordoxo partido SHAS) quien se asombra de que hayan matado un rabino, y es por ello que manifiesta que vivimos tiempos difíciles. Se olvida que se ha asesinado a un Primer Ministro, torciendo la historia de un país, y que los que han alentado a ese crimen han sido los seguidores de su partido. Como en un gran cambalache este gobierno, quien robó la voluntad popular, tratará de sobrevivir y es como ahora escuchamos de Netanyahu la caradurez de sus palabras diciendo que los reclamos son justos. Pareciera que hasta ahora otro estuvo en el gobierno entonces. O quizás la culpa es de Ben Gurion.
    Un párrafo especial merece el máximo de cinismo de los multimillonarios israelíes, entre ellos Alfred Akirov, Nochi Dankner e Itzjak Tshuva, pidiéndole al jefe del Ejecutivo que actúe contra el alto costo de la vida y apoye la justicia social. Justamente ellos que son los máximos exponentes de los beneficiarios del sistema. A quienes venimos de Argentina nos hace recordar las preocupaciones de los Macri, Perez Compan y otros por la justicia social.
    Como dato interesante cabe destacar el apoyo a las protestas de parte de la Organización Sionista Internacional de Mujeres (conocida por sus siglas en inglés como WIZO) y la red de instituciones Naamat quienes se sumaron a la lucha contra el alto costo de la vida.
    Pregunta final que nos corresponde hacernos a nosotros como comunidad latinoamericana: ¿Y la OLEI? Bien gracias, organizando el próximo Torneo de Truco.

  2. julio may dijo:

    El problema de Yair Lapid que el es otro de los cabalgantes que se arriman al fogon
    Donde estuvo hasta ahora? No suelo ver sus programas pero tambien el canal 22 depende de los capitales,
    Si el tuviese bolas hubiese hecho lo que hizo Shely Iejimovich

    Horacio, yo sigo el tema economico hace años y tu lees o no todas mis notas, sobre la concentracion del
    poder en 16 familias escribi en el 2006, queres el texto?, criticas a Nejemiah Stressler y Plotzker escribi y
    publique tambien pues ellos mmmmmmmmmuy de acuerdo con los procesos, no se estos dias donde estan

    Me canse y me podri, hoy mismo publique en mi blog: https://yossimay1949.wordpress.com/2011/07/31/ausencia-fin-de-julio-2011/

    ah y sobre esclavos tengo muchas notas, te pongo una cortita:

    empleado global

    en tiempos de la globalizacion
    los empleadores crearon un termino nuevo
    empleado global

    no deja de ser un esclavo
    pero ya no recibe horas extras
    pues es un empleado global

    por si falta poco
    para confirmar que es un esclavo
    no deja de fichar a la entrada y la salida

    la empresa trabaja 5 días por semana
    pero por leyes anacrónicas
    hay que aportar sin pago 6 viernes por año

    si no cumples con el aporte
    por esa ley anacrónica
    pagas con días de vacaciones

    disculparan sino es un poema
    pero hoy es viernes
    y estoy trabajando

    feliz fin de semana Yossi May 31.03.06

    pone atencion a la fecha

    seguramente la gente lo votara….. como voto a tantos chantas. En el ascensor ya me comento una compañera de trabajo
    que bueno el articulo de lapid

    El 31 de julio de 2011 12:50, Horacio Dorfman
    Subject: FW: La situacion en Israel
    Importance: High

    Queridos amigos y familia:
    Les envio el articulo de Yahir Lapid un brillante periodista que tiene articulos de opinion en la prensa a traves del cual analiza
    El sentido de la manifestacion y protestas que se han levantado espontanea y sorpresivamente en todo Israel
    AK

    – Mostrar texto citado –
    Subject: FW: La situacion en Israel

    – Ocultar texto citado –

    Yair Lapid
    Periodista Israeli
    47 años
    Excelente reflexion sobre el presente de Israel

    La rebelión de los esclavos por Yair Lapid

    Antes los esclavos sabían quien era el patrón. Si llamaban al esclavo “Jefferson”, era porque trabajaba en el campo de Jefferson. Los esclavos modernos ni siquiera conocen quien sostiene la otra punta de la cuerda. Una red intrincada de nudos envuelve sus vidas.

    Mis hermanos esclavos,

    Permítanme comenzar y decirles, que a pesar de todo lo que han oído, de todo lo que escucharán, ustedes tienen razón.

    En los próximos días, se reíran de ustedes; dirán que no tienen metas y vuestros verdaderos móviles son políticos; explicarán que vuestra protesta es infantil y pretensiosa; los atiborrarán con decisiones cuyo único objetivo es disimular el hecho de que nada ayudará. Ustedes aún tienen razón.

    Ustedes tienen razón porque se han convertido en esclavos.

    Las ataduras son transparenttes, las cadenas en vuestros piés son invisibles, pero aún lastiman. Son esclavos de las hipotecas, esclavos de los alquileres, esclavos de los precios de los alimentos, esclavos de los precios del combustible.

    Ustedes son esclavos de la burocarcia y de la administración indiferentes a vuestro destino; esclavos de los ricachones que se transfieren unos a otros los millares de shékels, que gran parte de ellos fueron tomados del dinero de vuestra jubilación sin que se molestaran en preguntarles o darles una explicación.

    Esclavos de un régimen que se convirtió en un club de amigos cerrado en el que permanecen las mismas personas que se intercambian reiteradamente en las mismas funciones, concluyen los asuntos con un guiño de ojo y saben que nunca tendrán que pagar el precio del fracaso.

    Ustedes son esclavos dado que la esclavitud es un estado en el que uno trabaja y el otro gana.

    Si el queso cottage aumenta, el combustible aumenta, el alquiler aumenta, los pagos por sanidad aumentan, pero ustedes ganan lo mismo, o menos, entonces es otro el que gana. Alguien con contactos, sin problemas, alguien que conoce muy bien las reglas del juego.

    Porque si la mayoría de los productos básicos es mucho más cara que en Europa o EE.UU, y al mismo tiempo ustedes ganan mucho menos que en Europa o EE.UU, este es entonces un nuevo modelo de esclavitud. Nadie los azota con látigos en los campos de algodón, pero tampoco es necesario, ustedes están atados a esta tierra.

    Por lo menos antes los esclavos sabían quien era el patrón. Si llamaban al esclavo “Jefferson”, era porque trabajaba en el campo de Jefferson. Los esclavos modernos ni siquiera conocen quien sostiene la otra punta de la cuerda. Una red intrincada de nudos envuelve sus vidas, los dirige sin que ellos sepan cómo funciona.

    Nosotros no somos socialistas, hermanos esclavos, pero sabemos reconocer la injusticia cuando la vemos. La clase media israelí paga por quien está debajo suyo, y eso está bien; pero también paga por quien está encima suyo, y eso no está bien.

    Ella paga por los indigentes, y sus impuestos sostienen a un niño en Bnei Brak y a otro niño en Umm al-Fajm; y no tenemos ninguna queja por ello. Toda sociedad humana debe ocuparse de los más débiles.

    ¿Pero como puede ser que la clase media pague por quien está encima suyo? ¿Cómo es que el dinero que debería permitir a los nuevos esclavos terminar el mes, vaya a parar a los grupos con intereses más fuertes que el de ellos?

    En los últimos días muchos dedos acusadores se alzaron fuera de las carpas de protesta. Ellos se dirigieron a los ricachones, a los asentamientos, a las grandes comisiones, a los ortodoxos, a los trabajadores del sector público. Desde el punto de vista de los esclavos, está todo bien. Cuando eres esclavo, todos pasan a ser tus dueños.

    ¿Por qué el gobierno permite que se llegue a esta situción? Porque sabe que callaremos. Dado que los esclavos siempre callan. Porque si empezamos a gritar y a enojarnos, el gobierno sólo necesita esperar; algo ya llegará: la próxima guerra, desalojar un asentamiento, el mes de septiembre en la ONU. Siempre algo ocurrirá que permita enarbolar la bandera patriótica y hacerla flamear ante los ojos de los esclavos para que éstos se mantengan en silencio.

    Callarán y continuarán yendo a la reserva del ejército; callarán y seguirán pagando clases particulares para sus hijos porque el sistema educativo no es suficientemente bueno; callarán avergonzados frente a sus padres cuando soliciten ayuda para el alquiler; callarán y estarán parados en interminables embotellamientos horas y horas.

    Sí; esta es una inequívoca característica de los nuevos y modernos esclavos: son invisibles. Nuestro gobierno, mientras estrecha su mano secretamente por debajo de la mesa con representantes de los ricachones y grupos con intereses diferentes, no recuerda la mayoría del tiempo que ellos existen.

    La economía no es un objetivo; es un medio destinado a mejorar la vida de los habitantes. La economía no es un éxito si los sueldos no aumentan, si los precios son caros, si el nivel de vida de los esclavos continúa descendiendo.

    La economía no es un éxito si una persona no paga el precio de los fracasos.

    ¿Acaso alguien paga el precio del tren que no llega? ¿el precio de la muerte de la anciana que nadie desalojó del pasillo del hospital? ¿el precio del jóven aprendiz que abandonó con rabia impotente el hospital porque ya no puede más?

    Por supuesto que no. Porque los esclavos no mueren. Sólo se van cambiando.

    Fuente: Yediot Aharonot – 21.7.11

    Traducción: Lea Dassa para Argentina.co.il

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s