Juicio de Valor (nota 3)

No pongo imagenes, como una manifestacion CONTRA los politicos, blogueros y demas fanaticos que utilizaron las imagenes de los muertos en Itamar. No he buscado pero seguramente no les preocupan muchos los bebes y niños y demas muertos injustamente en manos de los israelies.

Estoy de acuerdo con el autor de la nota que se publico en Aharetz y se tradujo en Rebelion. El crimen en Itamar es terrible, aunque aun no se apresaron al asesino o los asesinos.

17-03-2011
Netanyahu explota los asesinatos del asentamiento de Itamar
Nehemia Shtrasler

Haaretz
Traducido para Rebelión por J. M. y revisado por Caty R.
Para los políticos de derecha, los ministros del gabinete, los miembros del parlamento y los rabinos de Cisjordania, los cinco miembros de la familia Fogel asesinados son un catalizador para la realización del gran sueño: el sueño de la redención mesiánica, de la Gran Tierra de Israel. 
Los horrendos asesinatos en el asentamiento de Itamar fueron un crimen contra la humanidad. Entrar en una casa de esa manera y sacrificar a cinco personas durante el sueño es, básicamente, un acto cobarde, y no hay diferencia si la víctima es un adulto o un bebé. El asesinato es asesinato.
Motti Fogel, hermano de Udi Fogel, dijo el domingo en el cementerio de Har Hamenuhot que el funeral debería haber sido un asunto privado. “Una persona nace por su propia fuerza, para sus padres y hermanos, y muere para sí mismo, no es un símbolo o un evento nacional, y no se debe permitir que su muerte se convierta en un instrumento de algo”.
Pero no fue Motti quien decidió. Los políticos de derecha, los ministros del gabinete, ciertos miembros de la Knesset y los rabinos de Cisjordania expropiaron el asesinato de su hermano y de su familia para convertirlo en un asunto político. Para estas personas públicas, los cinco miembros asesinados de la familia Fogel son un catalizador para la realización del gran sueño: el sueño de la redención mesiánica, de la Gran Tierra de Israel.
Por encima de las tumbas recién excavadas los oradores compitieron entre sí en cuanto a quién decía el discurso más extremo. El rabino jefe ashkenazi de Israel, Yona Metzger, dijo que no hay un interlocutor para las negociaciones en el lado palestino, y la pequeña comunidad de Itamar debe convertirse en una gran ciudad israelí -una propuesta de extrema derecha en la voz de un personaje que se supone que es la voz del Estado-.
“¿Cuánto tiempo te quedarás en silencio, cuánto tiempo más te humillarás?” -gritó el padre de Udi Fogel, Haim Fogel, como si no maltratáramos bastante a los palestinos, como si no les quemásemos suficientes mezquitas, como si no les destruyésemos suficientes olivos, como si no les expropiásemos suficientes tierras y no matáramos a suficientes de ellos.
El parlamentario Reuven Rivlin aprovechó la oportunidad para declarar que Israel “continuará construyendo en cualquier lugar y en cualquier momento”. El presidente del Consejo Regional de Samaria, Gershon Mesika, dijo, “todas las delirantes conversaciones de paz tienen que acabar.”
El Ministro del Interior, Eli Yishai, se apresuró a exigir la construcción de 5.000 viviendas en los asentamientos, mientras que el viceprimer ministro Moshe Ya’alon denunció la incitación por parte de los palestinos, como si nunca hubiera oído hablar de la incitación que hacen los rabinos de Cisjordania para quienes los palestinos son gentiles no creados a imagen de Dios.
Muchos otros hablaron de “acelerar la redención” -es decir, extender el control judío sobre toda el área entre el mar Mediterráneo y el río Jordán, mientras se efectúa la “transferencia” de los árabes al otro lado del río.
Los asesinatos han fortalecido las manos de los extremistas de ambos lados. Del lado palestino, los jóvenes esperan que los colonos lancen una campaña de venganza en sus pueblos que pondrá en marcha una tercera Intifada. Nuestros extremistas esperan que la Intifada se convierta en una guerra total, la guerra de Gog y Magog, que terminará en la victoria y la “limpieza” de los árabes de Israel.
El único problema es que, si bien ambas partes confían en su propia victoria sólo un lado puede vencer. Y a veces pierden ambos.
El primer ministro Benjamín Netanyahu, también, se apresuró a trasladar el ataque a la arena política. Se comprometió a construir 400 viviendas en los bloques de los asentamientos principales, e incluso declaró, durante una visita de condolencias, “Vamos a construir nuestra tierra”, por lo tanto, reveló sus verdaderos pensamientos.
Después de todo Netanyahu, a pesar de su discurso en Bar-Ilán, nunca creyó en la solución de dos Estados. Para él toda la tierra nos pertenece, y el santo y seña de los dos Estados está destinado sólo para comprar un poco de simpatía del presidente de los EE.UU., Barack Obama. Netanyahu cree en la fuerza y ​​la disuasión, y como dice el dicho familiar en estas partes, si la fuerza no funciona, usa más fuerza.
El verdadero plan de Netanyahu es “anexar la mayor cantidad de territorio abierto posible”, como dijo hace algunos años –algo así como el 50 por ciento, manteniendo el valle del Jordán como un cinturón de seguridad hacia el este-. En el pequeño y discontinuo territorio restante estaría dispuesto a dar a los palestinos la autonomía que se llamará “Estado”.
En su opinión, cualquier porción significativa de territorio que Israel deja, pronto se convertirá en una base islámica y todas las concesiones pasarían a manos de Hamás e Irán, por lo tanto, se deben hacer la menor cantidad posible de concesiones.
Netanyahu es coherente en este sentido. Nunca creyó en un acuerdo de paz que implica concesiones genuinas. Se opuso a los Acuerdos de Oslo cuando era un miembro de la Knesset y los desbarató después de que ganó las elecciones de 1996. Ahora, en su segunda vuelta como primer ministro, mantiene la misma política, con un gabinete de extrema derecha y con la ayuda de sus socios naturales, Yishai y el ministro de Relaciones Exteriores Avigdor Lieberman.
La visión real de Netanyahu es vivir por la espada. Nos llevará de Intifada en Intifada, de guerra en guerra, y los crímenes de Itamar sólo fueron una oportunidad más para aumentar la construcción en los territorios y los muros de odio y sangre entre ellos y nosotros.
Fuente: http://www.haaretz.com/print-edition/opinion/netanyahu-s-exploitation-of-the-murders-at-itamar-1.349258

Anuncios

Acerca de yossimay1949

uno mas que quiere dejar sellos
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Juicio de Valor (nota 3)

  1. Pingback: El día desconectado | AVIGDOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s